El praxinoscopio es un juguete muy parecido al zoótropo y fue inventado por Émile Reynaud en 1877.
El espectador mira por encima del tambor, dentro del cual hay una rueda interior con unos espejos formando ángulo, que reflejan unas imágenes dibujadas sobre tiras de papel situadas alrededor.


external image 6236579015_bc1aa40b50_z.jpg

external image praxinoscopio.JPG